Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda financiera, cumplimiento de deseos, apertura de cuentas falsas en redes sociales, hacerte famoso de la noche a la mañana, hacerte saltear obligaciones y lograr solamente los momentos placenteros, conseguir que ganes amigos y que pierdas enemigos.

Puedo hacer, si nada de eso te interesa, que ganes prestigio como deportista, que seas un gran basquetbolista, que tu planilla sea la mejor cada noche aunque juegues solamente diez minutos.

Consigo con facilidad que tengas a tu disposición un vasto catálogo de frases inteligentes y oportunas para decir en las fantásticas reuniones y fiestas a las que serás invitado con frecuencia. Puedo lograr que no repitas anécdotas ni digas todo el tiempo ¿ya les conté cuando estuve enterrado dos días en una gruta en Finisterre?

Puedo llenarte de premios en diferentes festivales de música, cine, teatro, pintura, literatu…
Entradas recientes

Tiempos modernos

Hablan del teléfono, de silenciar las aplicaciones, de dejar sólo el tono de llamadas

No te voy a llamar, ella dice
¿Por qué?, dice él, no estás haciendo nada.
Vos tampoco, dice ella
¿Segura?

Silencio.

En mi peor momento emocional me tirás estas cosas. Te ponés punzante, dice él.

Ella ríe irónica, y sigue tomando el café con leche.









Fernando Berton
01-08-2017

Horario de atención del blog

de lunes a viernes: 9:00 a 23:00
sábados: 8:00 a 13:00
domingos: cerrado


Aractela

las arañas deberían ser más emprendedoras
y no quedarse haciendo siempre lo mismo
enredar insectos en sus telas
meter miedo a los más chicos
sufrir espasmos si se acerca un pie
y ocho patas





fernando berton
julio mmxvii

Pensar nada

Lo más difícil de todo es no pensar. Pensar en nada, dice la canción de Gieco, mientras mira una casa sola desde un avión. Es casi imposible poner la mente en blanco. En seguida pensamos la palabra mente, blanco, nada. Y si decimos rapidito mente mente mente mente mente, por ejemplo, a la quinta o sexta vez la palabra mente pierde todo sentido, ya no sabemos a qué se refiere. Y entonces capaz que por un instante nos queda la mente en blanco. Y enseguida decimos blanco blanco blanco blanco blanco.





fernando
berton
julio
2017

Un día, un gato

Si quisiera reseñar Un día, un gato, de Juan Lima y amigos, tendría que citar el libro completo. Cosa que podría considerarse plagio, como mínimo; o enorme pereza, como máximo.

Empecemos por el final:


El gato es una gota de tigre.
Jairo Aníbal Niño
Tal leemos en la contratapa. Y quienes tienen gatos, o quisieran tener un tigre, quedarán cautivados.
Este es un libro ilustrado, o unas ilustraciones libradas. ¿Es un libro infantil?  Todo eso.
no se preocupen / si a la noche / anda en dos / (o tres) lugares / distintos / a la vez // hay mucho / por hacer allí / donde el hombre / no ve  (Pág. 18)
Un día, un gato puede ser un homenaje indirecto a todos los gatos que circulan por las noches, que se meten en nuestras vidas, que se suben y no pueden bajar, que nos arrullan con sus ronroneos o nos estropean las sillas con las uñas.
De alguna forma, si un misil equivocado cayera sobre la tierra,  "Por escrito gallina una", de Julio Cortázar, podría mutar en la visión de los gatos sobre los …

Elección múltiple: El hilo y las huellas

Una tarde lluviosa entre el aeropuerto Internacional Subarnavhumi y el hotel en el centro (o lo que fuese) en la ciudad de Bangkok puede resultar una experiencia tan aterradora como deliciosa, si nos regimos por las experiencias que puede querer invitarnos a conocer el libro de Carlo Ginzburg. Es que a pesar de los escasos 40 km que involucran esa ruta, el tiempo es de casi dos horas. Así, un viaje en taxi para recorrer una pequeña distancia demanda casi el mismo tiempo que desde la ciudad de Kuala Lumpur, a unos 1500 km de allí.

Atravesar un cuerpo a besos después de una semana de no verse puede significar, en intensidad, más minutos que los días anteriores. Si a esto se le suman caricias, miradas, pormenores increíbles entre quitar una prenda y contener la respiración un segundo eterno al descubrir todo el esplendor que aguardaba en lotes poco visitados con anterioridad, son experiencias casi místicas.

El hilo y las huellas, en suma, nos invita a reflexionar sobre todas esas experie…

Cosecha

te veo sonreír
y veo la misma alegría
                          (la misma sorpresa)
de quien ve salir
la planta de la tierra

fernando berton junio, 2017