Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

Inteligencia Artificial

¡Hola! Soy el robot, ¿cómo estás? ¿Cómo puedo ayudarte esta mañana? Tengo un sinnúmero de funciones entre las que se pueden contar ayuda financiera, cumplimiento de deseos, apertura de cuentas falsas en redes sociales, hacerte famoso de la noche a la mañana, hacerte saltear obligaciones y lograr solamente los momentos placenteros, conseguir que ganes amigos y que pierdas enemigos.

Puedo hacer, si nada de eso te interesa, que ganes prestigio como deportista, que seas un gran basquetbolista, que tu planilla sea la mejor cada noche aunque juegues solamente diez minutos.

Consigo con facilidad que tengas a tu disposición un vasto catálogo de frases inteligentes y oportunas para decir en las fantásticas reuniones y fiestas a las que serás invitado con frecuencia. Puedo lograr que no repitas anécdotas ni digas todo el tiempo ¿ya les conté cuando estuve enterrado dos días en una gruta en Finisterre?

Puedo llenarte de premios en diferentes festivales de música, cine, teatro, pintura, literatu…
Entradas recientes

Juegos literarios - Lectura de una novela

Para encarar la lectura de Luto, última novela de Edgardo Scott, vamos a considerar fundamentalmente dos cuestiones (antes de plantear un juego sobre el final del artículo):
1.La forma 2.El nivel “indicial” de ciertas referencias a lo largo de la narración
1.La forma en ­Luto Por cómo se nos presenta, Luto es bastante sorprendente. En efecto, encontramos que la novela se divide en tres partes: la primera consiste de un único capítulo titulado “Un día cualquiera”, y que nos cuenta el dilema trágico que se desarrollará a lo largo de las seis página que dura. Enseguida empieza la segunda parte, llamada “Luto”. Segunda parte que ocupa siete capítulos, cada uno de los cuales se subdivide en apartados iguales, repetidos en el mismo orden siempre, desde el uno al siete: Baldío, Hija, Perros, Negocio, Películas, Genoveva, Noticias, Negros, La mujer de la retacería. Así, siete veces. Porque dura una semana (siete fueron los días que según la leyenda bíblica le demandó a Dios la creación del mund…

Citas

Las buenas intenciones sólo producen mala literatura, dice Gide. Pasa con mucha novela que se pretende “realista”. Se quiera o no, toda novela propone una moral. ¿Cuál moral? ¿La que imponen los convencionalismos mediáticos? A la vez, ¿qué significa ser un autor “realista”? Los tipos “realistas” son de la peor calaña: allí los tienen del otro lado del mostrador en los bancos. Sin embargo, me digo, la novela en que trabajo, a mi pesar, a pesar de mi propósito de laconismo y austeridad en el lenguaje, también es una novela moral. Por tanto, le desconfío, la abandono cada tanto. También me doy cuenta: hace rato que perdí la inocencia y la confianza omnipotente en la escritura. A veces pienso, por ejemplo, al llevar un diario, que escribo por pura vanidad de la letra

Guillermo Saccomano, en https://www.pagina12.com.ar/61522-preguntas-despues-de-una-pregunta

En ese sentido iba un artículo que le recomiendo siempre al lector desprevenido de este blog, que se llama Situación de callePor es…

Sobreviviendo - La beriso y Victor Heredia (En vivo 2016)

A pocos días de iniciado 2016, trabajadores municipales de La PLata fueron brutalmente reprimidos por la policía. En ese momento, yo estaba con mi hijo menor que había venido a ayudarme a traer un mueble que había comprado, y en la radio pasaron esta canción.
Yo me largué a llorar.
Mi hijo me miró, sorprendido.
Pensé que esta canción ya estaba pasada de moda, le dije, y me abrazó.
Mi hijo se fue hoy a trabajar y volverá al mediodía.

¿Cuándo volverá Santiago Maldonado?

Tiempos modernos II

Hablan del teléfono, de silenciar las aplicaciones, de dejar sólo el tono de llamadas

No te voy a llamar, ella dice
¿Por qué?, dice él, no estás haciendo nada.
Vos tampoco, dice ella
¿Segura?

Silencio.

En mi peor momento emocional me tirás estas cosas. Te ponés punzante, dice él.

Ella ríe irónica, y sigue tomando el café con leche.









Fernando Berton
01-08-2017

Horario de atención del blog

de lunes a viernes: 9:00 a 23:00
sábados: 8:00 a 13:00
domingos: cerrado


Aractela

las arañas deberían ser más emprendedoras
y no quedarse haciendo siempre lo mismo
enredar insectos en sus telas
meter miedo a los más chicos
sufrir espasmos si se acerca un pie
y ocho patas





fernando berton
julio mmxvii

Pensar nada

Lo más difícil de todo es no pensar. Pensar en nada, dice la canción de Gieco, mientras mira una casa sola desde un avión. Es casi imposible poner la mente en blanco. En seguida pensamos la palabra mente, blanco, nada. Y si decimos rapidito mente mente mente mente mente, por ejemplo, a la quinta o sexta vez la palabra mente pierde todo sentido, ya no sabemos a qué se refiere. Y entonces capaz que por un instante nos queda la mente en blanco. Y enseguida decimos blanco blanco blanco blanco blanco.





fernando
berton
julio
2017